1º Episodio – 8ª Etapa. Battincourt – Dunkerque

No hay puñado de tierra sin una tumba española

Libro de los Tercios Españoles

12 de agosto de 2018

Canción de la etapa: Dímelo – Los de marras (dedicado a Ares)

Kilometraje: 431 (2.866)

Mapa.png

Ruta: Aquí

Gastos: Lo tengo que chequear…

Horas: 12 horas. Salida a las 10:00 y llegada a las 22:00

Me despido de Vincent y de Éric. Éric hijo, se despierta con nosotros para despedir a su padre y no deja de ofrecerme cosas para que me lleve para el camino. Galletas, dulces… parece incluso ofendido por no aceptarle nada, pero no quiero causar ningún gasto extra. Sacamos las motos del garaje, las antiguas cuadras de la casa, y Vincent y Éric tienen que ir hacia Bruselas, cogiendo la ruta hacia la izquierda mientras que mi GPS me marca la otra dirección. Con un toque al claxon e izando la mano izquierda nos despedimos. Ojalá nuestros caminos se vuelvan a encontrar. Vincent me había contado la noche anterior una experiencia que tuvo en mitad de Bruselas. Una vez el coche no le arrancaba y paró a un taxista creyendo que este le ayudaría uniendo las baterías a través de los cables. Cuál fue su sorpresa cuando el taxista le dijo que le ayudaba pero por 20€. Esa historia, más todas las historias que solamente él guarda en su memoria, creo que le han hecho ver el mundo de manera diferente. Por cosas como estas, creo que nos deshumanizamos poco a poco, y por cosas como la que en la noche de ayer Vincent y Éric hicieron conmigo, creo que podemos recuperar un poco la esperanza en el ser humano. Vivimos muy rápido, lo veo cada día en mi casa en Madrid. No sé quiénes son mis vecinos, no sé sus nombres, de qué viven e incluso puede que se sintiesen intimidados si en algún momento simplemente les preguntase por ello.

Iglesia
Iglesia en Etalle

 

Pasan pocos kilómetros cuando veo un atasco en la carretera e infinidad de coches aparcados en las cunetas. Lejos, todavía, diviso lo que en España sería un mercadillo, o eso me parecía. Me puede la curiosidad y trato de buscar un hueco donde aparcar la moto, y sobre todo, donde después pueda sacarla sin problema alguno. No es un mercadillo, es un sitio en el pueblo donde la gente pone sus cosas que ya no usa para venderlas. Me encuentro varios coleccionistas también que venden sus sellos, su ropa militar y también matrículas, donde por sorpresa me encuentro una de Wyoming. En EEUU esta matricula es de las más preciadas por coleccionistas debido a las pocas que hay. ¡Por suerte yo tengo varias! No me quiero entretener mucho pues ya casi tengo decidido que mi parada de hoy sería Dunkerque. No parece lejos en el mapa, así que me miro el tatuaje y digo “why not?”. Paro en el pueblo que me indicó Michel hace un par de días. Florenville.

Mercadillo
Mercadillo belga

 

En él trato de buscar un supermercado que me permita saber qué voy a comer. Al salir con mis macarrones ya cocinados, que sólo necesitarían de un precalentado, me encuentro a Marc, observando la moto y con ganas de hablar. Comenzamos la conversación y noto en él que me quiere ayudar, de alguna forma. Me ofrece su casa para dormir en apenas 2 minutos de conversación y al principio me lo pienso pues llevo cansancio acumulado en el cuerpo. Pero debo seguir mi camino. Me ofrece sitio para calentar la comida y me da la sensación de que quiere invitarme a comer, pero le da vergüenza incluso decirlo pese a que no podría aceptar tal invitación. Me recomienda un lugar, que comenta que ni siquiera la gente del lugar sabe que existe, y que el sitio me va a encantar. Tombeau du Geant.  Lo busco en el mapa, y está a unos 20 kms, 57 minutos. Me rio para dentro, parece ser que con esas características en el GPS, me va a gustar. Nos despedimos y tras seguirnos en Instagram, continúo el viaje en esa dirección. A exactamente 300 metros de la frontera con Francia el GPS me indica hacia la derecha. Carretera cerrada por obras. Sigo en la espera de encontrar otras indicaciones y las encuentro, entrando en Francia y saliendo 100 metros más allá. La carretera es preciosa, bacheada pero permite el tránsito a unos 40km/h sin dificultades. Cuando de repente la carretera me indica un camino. Veo que está empedrado y me digo que por mis narices esta vez sí que lo paso sin problemas. El problema vino después cuando ese mismo camino me lleva a una señal que prohíbe el paso a motos, y debo detenerme, con la suerte de tener un merendero al lado, donde a las tres de la tarde como y mantengo una conversación a duras penas con unos moteros de campo que quisieron hacer unas fotos de la Harley. No pude llegar al lugar, pero no dejéis de chequearlo en Google porque las imágenes del sitio son espectaculares.

Trail harley.png
También vale para hacer offroad

Prosigo la marcha con la vista ya puesta en Dunkerque. El GPS me indica que tengo que ir hasta Bruselas para coger la vía rápida, pero trato de negarme, por un rato. Carreteras pequeñas, sin GPS y tan sólo orientándome por el sol. Cuando me canse ya tendré tiempo de coger el camino corto. Casi sin quererlo, no estaba entre mis planes, veo las indicaciones para llegar a Rocroy, y decido hacer una parada en el camino, para visitar un poco de la historia española donde perecieron los tercios, y además, aunque parezca una tontería, visitar donde Pérez Reverte decide acabar con la vida de El Capitán Alatriste. La ciudad es muy bonita, medieval, defensiva, os recomiendo ver su mapa desde el aire. Entro en ella a través de un puente flanqueado por varias banderas, incluida la de España. En esta zona, donde todavía se recuerda la historia, en varios sitios y en varias celebraciones todavía recuerdan la bravura de los tercios y su honor en el combate. Lástima, pienso para mí, que la historia sea tan odiada en nuestra tierra.

Rocroy.png
Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos

Había reservado ya un hotel de carretera donde poder descansar en Dunkerque, ducharme, pues llevaba dos días sin tocar el baño y la sensación no era de higiene precisamente. Así que no me queda otra que poner indicaciones hacia allí, cuando por sorpresa veo que la ruta más rápida me lleva hasta las puertas de Bruselas. No sigo a mi instinto, las máquinas son mucho más inteligentes y no quiero que se me haga de noche en el camino, pese a estar anocheciendo ya. Lleno el depósito en el pueblo de Charleroi, en una gasolinera de carretera, en una zona plagada de gasolineras. Es domingo, y yo ni cuenta de ello me había dado. Observo desde la gasolinera mientras compruebo el nivel de presión de los neumáticos, como de violenta es la gente conduciendo por esa zona. Motos, coches, cochazos. Salen disparados, quemando rueda, las motos circulan de una manera temeraria, todo el mundo va pensando en sus cosas, probablemente en que al día siguiente les toca de nuevo trabajar. Sinceramente me quedo un rato perplejo y pensando en la suerte que tengo de viajar sin prisa alguna, y a la vez deseando salir de aquel caos que sólo me trae recuerdos de estrés. Chequeo en el mapa cual es el último pueblo belga antes de cruzar la frontera de nuevo con Francia, para poder rellenar el depósito de gasolina, aquí donde es bastante más barata que en Francia, con precios similares a los de España.

Soledad en las estaciones de servicio.png
Soledad de las estaciones de servicio

Los próximos kilómetros discurren por autovía, 120 en Bélgica y 110 en Francia, aunque hay algunos tramos de 130 en ambos países. Paro en el último pueblo, reposto unos 7€ y sigo aunque el hambre aprieta. Veo unos carteles de comida rápida y siendo las 9 de la noche decido parar para tomar algo. ¡El hotel espero que esté abierto! La última zona de la autovía dirección Calais, comparto carretera con muchos camiones y muchos coches británicos. Todavía estoy indeciso en si cruzar o no hacia Inglaterra, pero eso lo decidiré al día siguiente. ¡Buenas noches!

 

Un comentario sobre “1º Episodio – 8ª Etapa. Battincourt – Dunkerque

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: