1º Episodio – 7ª Etapa. Luxemburgo – Battincourt

Me pasé la vida entera asustado, con miedo de no estar preparado, no hacer las cosas bien o no ser quien debía ser… y ¿a dónde me condujo?

Nate Fisher (Six feet under)

11 de Agosto de 2018

Canción de la etapa: Me acordé de ti – Fito y los Fitipaldis

Kilometraje: 131 (2.435)

Mapa.png

Ruta: Aquí

Horas desde salida hasta llegada: 3 horas y media. Salida a las 17:00; Llegada a las 20:30

Gastos:

Me acosté sólo en el albergue, como os comentaba en la entrada de ayer, pero me levanté acompañado. A eso de las 6 de la mañana me sorprende unas palabras, no le hago caso vendrán desde el pasillo, pero no me dejaban volver a cerrar y el ojo y parecían muy cercanas. Me asomo desde mi cama y en la cama del fondo del albergue me encuentro a Hank, un parisino, rezando el primer rezo del día para los musulmanes. Tenía ganas de ir al baño, una vez despierto, pero espero a que termine. Con una cara de sueño que no se tenía en pie en mi cuerpo bajé al desayuno que siempre está incluído en los albergues. Por fin había dormido decentemente, me había despertado tal vez una vez o dos, los nervios se iban despejando y daban paso a mi nueva vida. Ayer aparqué la moto al lado de otra custom con matrícula holandesa, y dentro de mi me preguntaba quién sería aquel motero. Al entrar en el comedor, no me cabe ninguna duda, y Fred estaba ahí, con su chaqueta llena de parches de lugares y sitios que ha conocido. Estamos un rato hablando y proseguimos la charla afuera, en lo que termina de montar todas las cosas en la moto. Fred concluye hoy su camino, sus vacaciones, y marcha de vuelta a Holanda desde una “vuelta” que se dió por España. Me confiesa estar enamorado de nuestro país y de sus playas y forma de vida. Intercambiamos datos para mantenernos informados y Fred prosigue su marcha hasta casa, 400 kms le esperan el día de hoy.

Fred
Fred, a punto de partir hacia casa

Termino mi ritual matutino y me adentro en la ciudad de Luxemburgo. Tengo la suerte de que Michel, un couchsurfer que no me pudo alojar porque le acaban de operar e iba con muletas, me comenta que si quiero pasar por su casa y me dice qué carreteras tomar y demás. Le comento que si voy será sobre las 12.30-13.00 y no tiene ningún problema, así que me permite dar una vuelta por Luxemburgo y… ¡Conseguir su pegatina! Luxemburgo merece mucho la pena. Yo ya había estado pero es una ciudad que da gusto pasear por ella. Para los que os lo preguntáis, no es cara. Cuando digo que no es cara es que no es cara. Impositivamente el país con menores impuestos de Europa y se nota en general. Puedes comer desde 15€ hasta 300€, así que os animo a que vengáis a disfrutarla. ¡Ah! Un dato importante, ¡por fin hablan inglés! En Francia era imposible hacerte entender, ni a un km de la frontera conseguí hablar en inglés, y desgraciadamente la única persona con la que me pude comunicar en toda Francia fue Mathilde, en Vichy.

Mercado flores.png
Tengo muchas fotos en Luxemburgo, pero las de cosas, las tenéis mejores en internet. Aquí coincidí con un mercado de flores

Míchel me recibe en su casa, yo creo que al principio un poco escéptico. Me había comentado el día anterior que como no me podía dar lo que él creía que debería como buen anfitrión de couchsurfing, debido a su operación de pie que le arrastraban en muletas. Sin embargo en los primeros minutos nos dimos cuenta de que conectábamos pese a no tener la moto de sus agrados. A modo de broma me comentó que no aparcara la Harley en frente de su casa, que tenía un estatus que mantener. Al poco tiempo me dijo que me quedase a comer, y alargamos la conversación, pero se nos quedó incluso corta. Casi 5 horas de conversación muy agradable. Entre todas las cosas me quedo con la siguiente reflexión que me dijo sobre las mujeres de mi edad. “They must be beautiful, good wives, good fuckers, good housekeepers, good mothers, good workers…they have so much fucking pressure on them” Seguirems la conversación sobre todo en algún momento de eso estoy seguro.

Michel.png
Michel y yo comiendo en su jardín

Termina recomendándome las carreteras para ir en la moto y recorrer Luxemburgo y me despide con un “Disfruta la vida, disfruta tu camino, y encuentra lo que buscas”. Los siguientes kilómetros transcurren por las carreteras que me recomendó Michel. Como bien decía, Luxemburgo es mucho más que la ciudad y efectivamente, el entorno es espectacular para disfrutarlo en moto, y con buenas carreteras. Me paro en un alto y observo “todo” el país en lo que pasa una señora en su carruaje a caballo. ¡Vaya! Me pregunto si era para turistas, o no. Cualquier cosa podría ser. Ya es tarde y me voy preocupando sobre dónde dormir. Son las 7 de la tarde, los campings no aceptan gente, los hoteles que me puedo (quiero) permitir están llenos (es fin de semana y yo ni lo sabía) y en lo que echo gasolina en el último pueblo de Luxemburgo, en el que una calle es Bélgica y la otra es Luxemburgo, se acercan dos moteros Vincent y Eric que atraídos por mi moto comienzan la conversación conmigo. Todo el mundo echa gasolina en Luxemburgo, realmente barata, mucho más barata que los países limítrofes, e incluso más barata que en España.

Carreteras.png
En el medio de Luxemburgo

Vincent y Éric son belgas, están haciendo el rodaje de la moto de Éric durante el fin de semana y es la primera vez que la saca por ahí. 300 kms tiene sólamente. Me preguntan sobre mi viaje y qué hacía ahí parado, a lo que les contesto que buscar algún sitio donde dormir. No duda ni un momento Vincent, ni siquiera pregunta a Éric y me dice que van de camino a la casa del hijo de Éric, que allí siempre hay sitio y que si no me importa dormir ahí que estoy más que invitado. Le sonrío, pues me han salvado el día, y descarto la opción que más cercana tenía en la mente y era volver a casa de Michel y quedarme con él, como me había ofrecido. Van sin GPS y no tienen muy claro cómo llegar así que ponemos la dirección de la casa en mi móvil y hago de jefe de ruta los próximos 40 minutos. Llegamos a Battincourt y desde el primer momento me siento querido, como en casa. Se preocupan sobre qué quiero, si necesito cualquier cosa y sólamente acepto una cerveza compensatoria por todos estos días. Me indican que el hijo y su mujer (Eric y Vaness) van a una fiesta esta noche y que ellos tienen que ir pero que si me apetece, y contesto afirmativamente. Así que con el coche de Vaness nos dirigimos a un pueblo cercano, que como todos los de la zona son de unos 1.000 habitantes y allí nos encontramos en la casa de Valérian. Todos me tratan estupéndamente y me ofrecen su casa para el futuro. Todos son gente de mi edad que como en toda la comarca, trabajan diariamente en Luxemburgo pero viven en Bélgica. Especialmente Nathan, veo que está muy atento de mí al ver que yo no hablo francés. Entre medias Los tres moteros nos vamos a cenar a un Kebab, lo único abierto en el pueblo que sirviera comida, y a la hora de pagar les digo que esta va de mi cuenta. Se ofenden, “si invito a alguien le invito a todo” me dice Vincent, que es originario del Congo y yerno de Éric, cosa que me entero durante la cena. Tienen muy claro el concepto de hospitalidad, y me dice, guárdate tu dinero para hacer más kilómetros. Los tres terminamos la fiesta, a lo belga, rápido y nos vamos a dormir.

Vincent, eric, Vaness.png
Éric, Vaness, Vincent. Gracias

Nos intercambiamos teléfonos y no dudan en decirme que para cualquier cosa que necesite que les llame. Yo me dirijo a Dunkerque. Hoy he encontrado lo que voy buscando. Tres personas maravillosas por el camino. Tres personas a las que darles públicamente las gracias

2 comentarios sobre “1º Episodio – 7ª Etapa. Luxemburgo – Battincourt

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: